Hombres y mujeres aman por igual

Hombres mujeres aman igual estatuas arte mirada pechos fuerza musculo torso amor boda matrimonio fidelidad frialdad marido esposa

Son muchas las mujeres que se quejan de no ser suficientemente comprendidas por sus parejas hombres y lo gritan de una forma sonora y publicitaria como si fuera un derecho natural. Al mismo tiempo cientos de hombres se van secando calladamente porque encuentran que sus mujeres menosprecian algunos de sus intereses, deseos, costumbres y aficiones, y en lo hondo, piensan que hay algo que no va, que la mujer no se molesta en comprender que el hombre es como es.

Lo que parece claro es que, a pesar de las diferencias, hombres y mujeres aman por igual, son adultos por igual, exponen su corazón por igual, desean el bienestar, la comprensión y la confianza por igual… Aunque son diferentes desean lo mismo, pero de distinta manera: las mujeres están más dotadas de recursos emocionales y afectivos, los hombres de recursos racionales y de acción. Los brazos del amor y la entrega son múltiples y variados, y su conjunto crea una totalidad necesaria y hace que cada quién aporte su especialidad.

Sería muy atrevido decir, aunque lo digo, que los hombres aman más que las mujeres pero hacen mucha menos publicidad de ello; sería atrevido pero probablemente no completamente exacto. Ambos, hombres y mujeres, aman en igual profundidad pero en distinta manifestación. Pero al menos sirva como reividación del profundo amor y vínculo que sienten muchos hombres.

Aunque tengan modos de relacionarse diferentes, hombres y mujeres aman por igual.

Lo que ayuda no es que los hombres comprendan a las mujeres o que las mujeres comprendan a los hombres. Lo que ayuda es que dejen de intentarlo… y en lugar de comprender que se rindan ante el misterio, y rendirse significa básicamente respetar lo incomprensible del otro y amarlo tal cual es sin comprenderlo, porque sí. Esto es regalo y bendición.

Además los que reclaman no suelen dar justamente lo que exigen. Son las paradojas de las relaciones humanas. Ojalá quién pida comprensión la pudiera dar sin paliativos.

Por lo demás cualquier relación entre hombre y mujeres está llena de historia. En el encuentro del amor “asciende una savia inmemorial”, versaba Rilke. En el encuentro de la pareja van muchos. En cada hombre de hoy viven cientos de hombres anteriores, padres, abuelos, bisabuelos, y muchos otros. En cada mujer, muchas otras, madres, abuelas, bisabuelas, y muchas más. Sucede que algunas madres, abuelas y otras sufrieron el yugo explotador, desconsiderado y machista de sus maridos y no pudieron ejercer la libertad de vivir su enojo y reorientarse y separarse si lo deseaban. Sucede que algunos hombres anteriores se hicieron culpables de dominación y explotación de sus mujeres. Son ecos del pasado que aún nos impregnan en nuestra realidad actual. Y sucede que hoy en día algunas mujeres están enfadadas en nombre de sus anteriores y algunos hombres están culposos y asustados en nombre de sus anteriores. Algunas mujeres vengan a sus abuelas con su enfado hacia sus parejas actuales. Algunos hombres expían las culpas de sus anteriores debilitándose y empequeñeciéndose hasta estallar con sus parejas actuales. Y la guerra entre sexos y sus luchas de poder se perpetúan. Con el resultado de violencia, fatalidad y desdicha que todos conocemos desgraciadamente.

¿Qué ayuda? Que el pasado pueda quedar como pasado, dignificado con nuestra buena mirada y con el pleno respeto hacia aquello que fue vivido tal como fue y por los que lo vivieron tal como fue para ellos. Y ayuda mirar el presente con alegría y gratitud. Y nada hay más irresistible para un hombre que el genuino respeto y la sincera sonrisa de una mujer y nada más irresistible para una mujer que ser respetada como mujer y amada tal como es, incluyendo su misterio. De hecho el regalo más bello que alguien nos hace consiste en amarnos como somos y el mejor regalo que podemos hacer a alguien consiste en amarlo tal como es.

¿Vamos a por ello? Y logramos un poco más de felicidad.


Joan Garriga.

LineaRecorte

  • “El amor real requiere la ausencia de Ego, y por tanto es carente de celos, de posesión y de exigencias, y no implica un sentimiento desmesurado de dolor por la pérdida o el abandono. Cuanto mejor amas, mejor aceptas la pérdida” PEDRO JARA VERA.
  • Es de personas inseguras querer que los que te rodean acaten tus decisiones o sean como quieres que sean. Amar es dar libertad, es permitir a la persona que sea como quiere ser.” JORGE BUCAY.
  • “El mayor error es creer que hay una sola forma correcta de hablar, de escuchar o de mantener una relación.” DEBORAH TANNEN.
  • “Los estereotipos son verdades cansadas.” GEORGE STEINER.
  • “Los celos, ese dragón que mata al amor con el pretexto de mantenerlo vivo.” HAVELOCK ELLIS.
Anuncios

15 comentarios el “Hombres y mujeres aman por igual

  1. Es un articulo excelente que destaca particularmente la forma de amar sin distiguir el genero. Nuestra propia naturaleza nos marca notables diferencias pero en la esencia compartimos las mismas emociones y sentimientos. Es la historia individual la que realmente hace la diferencia en cada ser… y en su forma de AMAR

  2. Me quedo con: los hombres y las mujeres no aman por igual. Depende de la persona en concreto (da igual el género), A mi concretamente me gusta que me demuestre lo que me quieren igual que lo hago yo no me gusta el hombre “mueble” re quiero pero no demuestro esto no me sirve…

  3. Son bonitas estas palabras, sobretodo la intencionalidad. Lo que busca en el fondo el autor es disipar el prejuicio de que las mujeres amen más profundamente por el simple hecho de externalizarlo por lo general más. Pero me permito diferir un poco: los hombres y las mujeres no aman por igual. Depende de la persona en concreto (da igual el género), del momento, de las experiencias pasadas, etc. Habrá ocasiones en las que se ame más intensamente, otras en las que no tanto, y también puede darse el caso de que no nos sintamos inclinados a amar a otros de ningún modo tan profundo. Por tanto, partiendo de esto que la intesidad de nuestro amor sea recíproca es difícil, y además, aunque se diera el caso… ¿cómo medirla? Las palabras son demasiado limitadas para expresar emociones.

    ¡Un saludo! 🙂

    PD: Este blog es simplemente perfecto. Me será difícil no dejar de leerlo.

    • Gracias Jennifer por tus palabras. 🙂

      Estos textos los enlacé en el 2011, yo también he evolucionado, junto con el blog, es curioso lo que podemos llegar a cambiar , a transformarnos ,a trascender en 2 años yendo pasito a pasito cada vez, comprendiendo un poco más del a vida cada día.

    • Coincido en lo que expresas porque, en efecto, los géneros -diferentes genética y fisiológicamente- no pueden ser idénticos en la forma o en la intensidad de amar, a lo que se añade la historia personal de cada individuo.

  4. magnífico artículo, los felicito por darnos luz en estos temas tan complicados y sin embargo tan reales

  5. Me hizo reír eso de: “Los hombres aman más que las mujeres pero hacen mucha menos publicidad de ello”.
    Es cierto, la mayoría de los hombres sí son más reservados para hacerlo público.

¿Y bien? ¿qué opinas? ...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s