Definiendo la Inteligencia Emocional

Definicion Inteligencia Emocional psicologia bebe recien nacido mano madre padre proteccion mimo embarazo piel deditos manita

¿QUÉ ES PARA TI LA INTELIGENCIA EMOCIONAL?

EVA BACH.

Pedagoga, maestra, formadora de formadores y escritora. Especialista en desarrollo emocional, comunicación y relaciones humanas. Diplomada en Pedagogía Sistémica.

Para mí, ser emocionalmente inteligente tiene que ver con atender a lo que se siente, con dejarlo fluir y vivirlo con naturalidad, con sencillez, con adecuación. También con ser capaces de aprovechar las emociones como fuente de autoconocimiento y motor de crecimiento personal. En un sentido amplio, la inteligencia emocional supone una especie de alquimia interior, consiste en elaborar lo traumático de tal manera que resulte transformador, de un modo parecido a lo que hace la ostra, que acaba construyendo una perla a partir de un incómodo y molesto granito de arena.

A mi modo de ver, madurar emocionalmente significa tener una buena disposición para aprender y desarrollar un amplio abanico de competencias personales, interpersonales y ético-sociales, que encierran niveles de complejidad diversos.

En un nivel elemental, hallaríamos una serie de competencias que casi podríamos denominar “clásicas” y que siguen, sin duda alguna, una gradación en cuanto su dificultad y amplitud. Reconocer e identificar lo que sentimos correspondería a un primer nivel. Hacernos cargo de ello, asumirlo como propio en lugar de atribuirlo a agentes externos, y ser capaces de expresarlo con adecuación, correspondería a un segundo nivel. Elaborarlo, integrarlo, trascenderlo, a un tercero. Sintonizar con las emociones y sentimientos de otros

y establecer relaciones saludables y gratas, supondrían un cuarto y quinto respectivamente… Podríamos seguir enumerando otras muchas competencias similares y complementarias.

En un nivel profundo, y siempre bajo mi punto de vista, ser emocionalmente inteligente es reconciliarnos internamente con las personas y los hechos significativos de nuestra vida, para estar plenamente presentes en el presente y plenamente disponibles para el futuro. Es ampliar nuestro abanico emocional, activando emociones inactivas, incluyendo emociones que desechamos o que evitamos, ya fuera para obtener amor o para protegernos del dolor. Es dejar de luchar contra lo imposible (el resentimiento y la amargura son formas de luchar contra lo imposible) y concentrar nuestra energía en aumentar nuestro universo de posibilidades y en saborear a fondo lo posible. Es, en última instancia, cultivar el asentimiento y la gratitud a lo que fue, tal como fue, y a lo que es, tal como es, como semilla de esperanza y de una mayor libertad emocional.

Todo ello revierte y trasluce en una armonía cuerpo-mente, una amplitud de miras, una placidez y una disponibilidad afectiva cada vez más amplias, más notorias y más consistentes.


JUAN CARLOS CAMPILLO.

Experto en Coaching.

Es un estilo de vida más evolucionado como consecuencia de un mejor manejo de las emociones, propias y ajenas, que permite vivir plenamente y con mayor bienestar a las personas que han desarrollado esta capacidad. Las ventajas son muchas empezando por un mayor autocontrol de las propias emociones que facilita a la persona ser mas dueña de sus actos y de su vida. También permite identificar las emociones de las personas con las que nos relacionamos, lo que implica establecer una comunicación mucho mas potente que repercute positivamente en la relación con las personas que nos rodean.


RAÚL ESPADA GARCÍA.

Profesor de Inteligencia Emocional y Meditación.

La Inteligencia Emocional es la comprensión desde la que surge la coherencia con la vida.

¿Cuándo surge?

En primer lugar, cuando nos darnos cuenta de la falsedad que hay en nosotros, en la sociedad y en las antiguas creencias sobre cómo es la vida.

¿Cómo nos damos cuenta?

Prestando una constante, profunda y sensible atención. Esta atención, no sólo estará dirigida hacia nuestro interior, sino también hacia el exterior. Será total.

La Inteligencia Emocional, es el efecto producido por esta constante atención, por esta sensibilidad total, ante cualquier aspecto de la relación, que es en definitiva, lo que significa Aprender y Madurar.

La coherencia de esta relación traerá por fin y sin esfuerzo, personas sanas, y por tanto una sociedad sana.

La inteligencia emocional, no tiene que ver con reprimir, ni dirigir, tiene que ver con lo que en sí misma es, Libertad.

Libertad para sentir correspondencia con la vida. Libertad, sin estar atado a creencias absurdas, a ideas absurdas, a pasados y/o sueños futuros. Sin estar atados a lo que diga tal o cual persona, tradición o autoridad.

Libertad de ninguna forma de pensamiento, dejando que la vida sea, sintiendo lo que tengamos que sentir, sin exagerarlo o reprimirlo de ninguna manera.

Ser sencillo en nuestra relación. Esa sencillez que exhala la integración entre lo que somos, lo que pensamos, lo que sentimos y lo que hacemos.

Y esto es posible. Puedes confiar en ello.


MIRIAM SUBIRANA VILANOVA. 

Doctora en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona.

La inteligencia emocional nos ayuda a reconocer y tratar con nuestros estados de ánimo y con los de los demás. Una persona con inteligencia emocional tiene armonía y empatía en su relación con los demás; sabe gestionar la ira, la rabia, la tristeza, la alegría y el miedo, entre otros estados emocionales.

Sin embargo, es la inteligencia espiritual la que nos permite acceder a nuestra fortaleza interior, conocer nuestra realidad espiritual y alinearnos con el propósito y el sentido de nuestra vida. Esto nos permite convertirnos en líderes de nuestras vidas, siendo éste un factor crucial de éxito o fracaso.

Con inteligencia espiritual encendemos la chispa de energía consciente que nos ayuda a ver y a decidir con claridad para convertirnos en los creadores y diseñadores de nuestra propia realidad, dejando de ser las víctimas de las circunstancias.


OSKAR EKAI.

Psicoterapeuta, formador y supervisor de psicoterapeutas gestálticos.

Para mi es poder vivir en coherencia entre lo que pensamos, sentimos y hacemos. Es la conexión entre nuestro cuerpo, la información que este nos transmite, nuestros sentimientos y como lo procesamos en nuestro cerebro a través del lenguaje, las historias que nos contamos, los recuerdos, etc. Es la necesidad de actualizar estas tres partes de nuestro ser con la vida, adaptarnos para vivir la VIDA que queremos vivir y aprender de ella. Sentirnos APRENDICES y en contacto con la esencia de la vida y con la nuestra propia.


NATHALIE METGE.

Psicóloga y socióloga.

Para mi la inteligencia emocional es la relación entre el cuerpo y el alma, entre el inconsciente y el consciente, entre la intuición y la razón. Sigmund Freud decía que la intuición y la razón se complementan, no hay uno más alto que otro, sino que tienen que funcionar juntos. Mi inconsciente ha percibido algo, esta señal se manifiesta con la aparición de una emoción. La inteligencia es antes de todo saber escuchar lo que mi emoción quiere decirme. Si sabemos escuchar, entender y gestionar las emociones entonces podemos evolucionar de manera más positiva.

Existe una conexión entre nuestro mundo externo y interno. El externo nos da informaciones que se manifiestan en forma de emociones, por lo tanto la realidad es siempre subjetiva. Con la gestión de las emociones esta realidad se modifica, esta modificación diaria nos permite vivir de forma dinámica.

La inteligencia emocional permite ser consciente de sí mismo, tener la capacidad de entenderse mejor. Si sabemos conocer sus influencias y saber utilizarlas nos ayudan a guiarnos en nuestras decisiones.

LineaRecorte

  • “Toda emoción nos aporta información importante, por lo que es crucial que aprendamos a evitar el miedo a sentir cualquier emoción. Cuando uno se siente cómodo estando emocionalmente incómodo, puede recordar los hechos emocionalmente dolorosos sin ser vencidos por ellos. Se pueden soportar los sentimientos del momento presente hasta que el dolor haya desaparecido y el mensaje haya sido entregado. De esta forma, no sólo seremos capaces de soportar la experiencia emocional, sino también salir de ella con mayor energía, profundamente relajados y con una mayor sensación de logro y autodominio personal.” Dra. JEANNE SEGAL.
  • “No hemos de resignarnos o conformarnos (como ocurre con la Inteligencia “tradicional”) a que tenemos la Inteligencia Emocional que tenemos de manera innata o la que aprendimos en la infancia gracias a la mayor o menor pericia de nuestros padres, educadores, entorno… y que no se puede hacer nada por mejorarla… muy al contrario, esta IE es una habilidad y como tal puede mejorarse con la práctica.” HABILIDAD EMOCIONAL.
  • “La inteligencia emocional es útil en tiempos de bonanza, imprescindible en tiempos de crisis.” Dr. HENDRIE WEINSINGER.
  • “Nadie es realmente culto si no sabe leer su propio corazón.” ERIC HOFFER.
Anuncios

17 comentarios el “Definiendo la Inteligencia Emocional

  1. Muchas complicaciones para el vulgo interesado. No sera mas que la habilidad de resolver conflictos (problemas) con bastante consistencia emotiva (motivacion).
    Esta herramienta es tan poco entendida gracias a los tantos “expertos” que lo complican en vez de facilitarlo; entonces tampoco es bien aplicada en la Educacion, a donde fue destinada especialmente.

  2. Pingback: Aprender a vivir las emociones ! ! ! | Vivir Mejor Conmigo

  3. Pingback: APRENDER A VIVIR LAS EMOCIONES | Vivir Mejor Conmigo

  4. Me gustan las ideas vertidas, pero con respecto al primer artículo, me es imposible convertir las cosas traumáticas en “perlas”, como se dide. ¿Alguien me puede ayudar o dar alguna idea?

    • Nadie esta obligado a convertirlas, ellas se trasformarán en perlas por sí solas mediante la consciencia cuando vayas aprendiedo de ti y conociendote mejor cada día… no te agobies por ello.

      🙂 Saludos!

    • en mi opinion no se puede convertir algo traumatico en una perla, la inteligencia emocional como su mismo nombre lo indica, es ser inteligente manejando nuestras emociones, y de forma que podamos dejar atras las cosas traumaticas, tomarlas como una mala experiencia y aprender para no volver a cometer los mismo errores, y tampoco creo q se conviertan solas en perlas porq algo traumatico nunca sera una perla. es solo aprender a superar los problemas a pesar de nuestras deficiencias y salir adelante comprendiendo q lo malo ya paso.

      • Quizas algo terrible que ocurra en mi vida, puede, con el transcurso del tiempo, ayudarme a ver cosas en mí que me permitirán quizás a despertar y desarrollarme como un ser humano pleno. Cosa que sin haberme sucedido esa terrible cosa, no hubiera pasado, y habría seguido viviendo mediocremente mi vida.

        De eso se trata la perla, el trauma no es la perla en sí, pero a veces consigue que a través de él, podamos formarla, como la ostra que envuelve al grano de arena en una secreccion y se termina convirtiendo en un perla.

    • Creo que puede ser de una situacion mala aprender, ya me ha pasado, y dejar lo bueno lo mejor sin rencor..

    • yo opino que simplemente lo k ay k hacer en un momento traumatico es buscar la parte positiva si que pueden pasar cosas tan graves k n tengan lado positivo pero el exo de estar mal por ello n te ayudara en nada i eso n le conviene a nadie lo suio es buscar soluciones y ser optimista ante todo ! un abrazoo

      • No se trata de obligarnos a ser positivos, la obligacion en ese caso solo puede hacer a nuestra mente sentirse incomprendida. Se trata de poder ver que todo lo que en el pasado , o mucho de lo que en pasado ha sido terrible… ahora nos alegramos de haberlo vivido, porque nos ayudó a poder optar a tenr otras oportunidades y encauzar nuestra vida.

  5. Muy interesante, solo es cuestión de practica? o de asimilarlo? para saber gestionar todo esos conceptos que se mencionan y que en alguna ocasion de nuestras vidas lo sentimos, gracias mil x compartir.

  6. muy acertados todos los conceptos…es tóxico descuidar la inteligencia emocional de nuestras vidas, procurar documentarnos mas sobre el tema, es de vital supervivencia emocional.

  7. Pingback: Aprender a vivir las emociones | Inteligencia emocional y otras habilidades

  8. Pingback: Cuando el “listo” es “tonto” | Inteligencia emocional y otras habilidades

  9. Pingback: habilidad emocional es inteligencia coherente | Espacio de Javier

¿Y bien? ¿qué opinas? ...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s