Carta de Ainara

Miedo inseguridad temor autoestima tristeza angustia ansiedad chica mujer mirada emocion pena duelo depresion ansiedad cabello labios

Porque realmente creo y estoy convencida de que valgo menos que tú, seas como seas, porque siempre te veré “menos malo” que yo, menos “defectuosa”, menos “torpe”, más “sensata”, etc., porque siempre encuentro un mar de defectos en mí cada vez que intento pensar en positivo.

Hasta hace poco no era consciente de hasta qué punto ME INFRAVALORO y critico MACHACONAMENTE en el día a día. Hasta hace poco ni siquiera me daba cuenta de que el 90% del día me siento, simplemente, “mal”, “no válida”, lo que me hace volcarme en conseguir el afecto y atención del que tenga delante o, al menos, no defraudarle u ofenderle exponiéndole mi punto de vista o apetencias, si éstas no coinciden con el punto de vista de la persona. Si lo hago, pago el precio de sentirme fatal. Y el 10% restante del día lo paso de mal humor, triste y con ataques internos y externos de agresividad, supongo que por la frustración de no ser yo misma y no poder hacer lo que quiero y deseo el 90% restante del día, y por no saber o no conocer otra forma de pensar y comportarme.

Desde que tengo uso de razón, todo lo que hacía iba acompañado de críticas constantes e insistentes, daba igual cómo lo hiciera o dijera, siempre había algo que corregir, las críticas solían ser bastante destructivas aunque en aquel momento no fuera consciente de ello. Todo eran sermones moralizantes, de hecho, vivía en una moralidad rígida y poco realista que no tenía en cuenta que toda persona necesita crecer en un entorno de ACEPTACIÓN Y CONFIANZA. Amenazas, castigos, reproches que hoy en día muchos podrían ver como “normales” para educar a un niño, en mi caso eran continuos y teñidos de “lo hago por tu bien” o “te estoy educando”.

Hoy en día puedo decir que no sé lo que es un amor incondicional de una madre, no recuerdo haberme sentido aceptada tal cual soy yo, con mis defectos y mis imperfecciones.

Sin embargo, sí veo a mi alrededor a todo el mundo que se quiere, incluso con sus defectos.

Mis defectos, mis errores, todo ese lado negativo en mí lo encuentro MUCHO MÁS TERRIBLE y MUCHÍSIMO MENOS PERDONABLE que el de la persona que tengo enfrente.

De pequeña no me perdonaban una, ni siquiera me perdonaban a veces las conductas correctas, y ahora yo no me las perdono a mí misma.  

¿Has tenido la sensación alguna vez de darle vueltas a todo lo que haces o dices para buscar dónde lo has hecho mal, a ver dónde has metido la pata? Pues es una sensación que al menos hoy soy capaz de detectar. Y, por supuesto, casi siempre encuentro algo de lo que arrepentirme, algo que no tenía que haber expresado, o alguna forma equivocada de decir o hacer algo.

Por otro lado, parece como si todos mis “terribles defectos” fueran transparentes, como si estuvieran a la vista de los demás para ser constantemente detectados. La sensación es que la persona que tienes enfrente te está EVALUANDO y de ella depende tu valía. Por eso son tan importantes sus reacciones, sus palabras, sus gestos. Y ASÍ MI ESTADO DE ÁNIMO DEPENDE DEL OTRO, NO DE MÍ, COMO SI CUALQUIERA PUDIERA METER LA MANO EN MI INTERIOR Y REVOLVER A SU ANTOJO, como si fuera una tinaja que se llenara o vaciara según la evaluación del otro. Por supuesto que la persona que tengo delante de mí NI SE IMAGINA todo lo que pasa por mi mente.

Simplemente, haga lo que haga no me gusto, no me acepto, porque nunca he vivido lo que es que me acepten y quieran como soy, ni siquiera sé cómo se siente una en ese caso. Desconozco ese sentimiento.

En realidad, el resto de sentimientos para mí no “existen”, es decir, están ahí, pero hasta hace poco sólo eran sensaciones “malas”, que no tenía por qué tener, que no tenía que sentir. Si, por ejemplo, tenía un sentimiento de rabia o de tristeza era porque algo no estaba bien en mí.

Nadie me ha explicado nunca qué son los sentimientos, pero sí me han enseñado a reprimirlos, a echarlos a un lado. Si lloraba, me decían que no tenía derecho ni motivo alguno para hacerlo. En muchos casos, por tanto, me sentía “mala”, “egoísta” por hacerlo. Todo el universo real de los sentimientos no se me descubrió en la educación y ahora son sólo indicativos de mi poca valía.

Tengo una sensación de ir por el mundo sobreviviendo más que disfrutando de la vida. LA VIDA ME LLEVA PORQUE TIENE QUE SER ASÍ, NO PORQUE YO LA CONTROLE O DISFRUTE. Las amistades son un lujo que yo no me merezco, por ser como soy, por valer menos que tú, ¿quién podría aguantarme? Mejor no tener para evitar el sentir que te vienen a decir esto.

Todavía resuenan en mi cabeza frases del tipo: “no hay quien te aguante”, “si sigues así te va a ir muy mal en la vida”, “¡me tenéis harta, no os aguanto más!”.

Si la persona que se supone que más te quiere y te acepta no te soporta y te critica constantemente, pues cuánto menos te aguantarán las otras personas.

Cuando TAMPOCO TE DESTACAN lo bueno que hay en ti, el resultado es valía cero.

Los refuerzos positivos son esenciales para el desarrollo del niño, leería más tarde, pues es triste reconocer que no recuerdo palabras bonitas de amor o aceptación por parte de mi madre, como si hubiera que ser muy buena para conseguirlas… pero nunca llegaron…

Por todo esto siento que valgo menos que tú… porque pienso que no me lo merezco, aunque el amor me llegue ahora por parte de otra persona, porque YA ME GRABARON A FUEGO lo poco que valía y lo mucho que tenía que hacer para conseguir “valer”.

Espero que ahora me entiendas mejor porque para mí, ya sabes… es importante lo que pienses.

AUTOR: Olga Castanyer.

LIBRO: Yo no valgo menos.
LineaRecorte

  • “El ser interior es el verdadero. Para tomar conciencia de nuestro ser verdadero debemos estar dispuestos a vivir sin depender de la opinión de los demás. Cuando somos completamente autosuficientes podemos perder el miedo a no ser estimados por los demás.” BRUCE LEE.
  • “Tú debes ser tu propia madre y proceder maternalmente con tu niña interior herida. Tal reconocimiento claro te libera de la ilusion de tener que experimentar una palabra de reconocimiento y amor de tu madre. No se trata de determinar con resignación que nunca escucharás una palabra de amor de tu madre. Se trata de mucho más de poder encontar qué es lo que ansías en lo más profundo.” ANSELM GRÜN.
  • “Los mejores años en la vida de una persona son aquellos en que acepta sus problemas y dificultades, sin culpar a su madre, al ambiente o al gobierno; cuando comprende que es el arquitecto de su destino.” NEUMANN.
  • “Solemos decir que no estuvo en nuestras manos la elección de nuestros padres, pero depende de nuestra voluntad nacer a nosotros mismos.” SÉNECA.
  • “La felicidad suprema de la vida es la convicción de que somos amados.” VÍCTOR HUGO.
  • “Mis heridas me pertenecen, no las reprimo, pero no son mi auténtico Ser.” ANSELM GRÜN.
  • “No dejéis que el ruido ahogue vuestra propia voz interior. Ella ya sabe lo que vosotros realmente queréis ser.” STEVE JOBS.
  • “Nunca es tarde para tener una infancia feliz.” MILTON H. ERICKSON.
  • “La gente autodependiente no es manipulable. Y todo el mundo detesta a aquella gente que no se deja manipular.” JORGE BUCAY.
  • “Sólo tú eres el juez de tu valer; tu meta es descubrir el infinito valor de ti mismo, sin dar importancia a lo que piensen los demás. Al comprender esto se logra una gran libertad.” DEEPAK CHOPRA.

59 comentarios el “Carta de Ainara

  1. Tengo 34 años y aún no supero eso. Tengo recuerdos de mi niñez: si intentaba limpiar mi habitación, luego me reprendían porque no estaba bien. Si intentaba preparar un postre, estaba ensuciando solamente. Ahora tengo problemas para hacer cosas, me cuesta encontrar satisfacción y mantener los trabajos y las relaciones, a pesar de haber sido número 1 de mi promoción en secundaria (cosa que nunca me pareció algo digno de elogio) y haber estudiado en universidad de elite.

    • Esos mimbres o esas situaciones que viviste en tu niñez… ese no ser nunca suficiente, nunca dar la talla, nunca ser “bueno del todo”… daña a cualquiera. Tu trabajo ahora, como el de tantos de nosotros, es darte cuenta y sanar esa parte de nosotros mismos. Sanar a los padres que integraste (como cada niño) en ti.

      Tus padres no estaban hablando de ti cuando te decían todo eso, sino de sí mismos. Proyectaban sus propios traumas e insuficiencias en ti, pero claro, eso es algo que un niño no puede entender, y la reacción lógica entonces es culparse y sentir que no es merecedor de amor porque “nunca hace nada bien del todo”. Ningun niño en su infancia puede comrpender que sus padres son inconscientes o que no puedan estar en lo correcto.

      Todo esto que te ha pasado, lejos de ser algo terrible (que en cierta manera lo es) puede ser y seguro que será un peldaño para la iluminación.

      Saludos!

      Como ves por el artículo, por la “carta” esta, no estas solo.

  2. leía la carta y se me caían las lágrimas…cada descripción era de mi vida. En mi caso, pagué un precio muy alto por haber nacido sana y no enferma como mi hermana mayor. Mi mamá me hizo pagar muy caro el poder sonreir, el poder disfrutar, el poder sentir…el haber nacido sana me condenó a sus críticas constantes porque no solo pagué es precio por mis diferencias con mi hermana (que adoraba, por supuesto) sino que pagué el precio de que ella misma no pudiera tener una vida normal…y aquí estoy a los 47 años…tratando de encontrar la forma de sobrellevar todo esto, sanar mi niña interna y quererme un poco más. Gracias por esta carta , me ayuda a reflexionar. Saira

  3. He sido Ainara tanto tiempo……y aún hay mucho de ella en mí.- Es brava la lucha, pues los dragones internos luchan entre sí.- Pero, de pronto, un día, el Universo muestra milagros y se ve una realidad distinta, enpezando a accionar desde otra actitud.- Gracias por este mensaje.- Y,…..Mirta en las palabras de Ainara aún sufre.- Pero: SIEMPRE HAY QUE MOSTRAR FORTALEZA, me dijeron.- MENTIRAAAAAA.- Ya no quiero ni puedo.- ¡qué espejo me pusieron delante! Por ahora me gusta poco lo que veo, así es que trataré de mejorar la imagen desde el interior.- De nuevo, BUENÍSIMOOOOOO

  4. Muy fuerte, no puedo decir que me identifico totalmente, pero cuando hay maltrato físico y se te asignan obligaciones de madre, es difícil crecer sin tener rencores, hacia la persona por la que te ha hecho un daño probablemente involuntario, afortunadamente lo supere, me supere profesionalmente y cure la herida, después de pasar un duelo de perdida y sigo en proceso de curación.

  5. ¿Qué opino?…paresierá que en algún momento(o varios momentos a decir verdad) se reprodujera lo que a mi misma me he dicho por años,quien lo diría…a alguien más le paso casi lo mismo, y tuvo el valor de escribirlo.Y…¿que hacer con esta conciencia? con este reflejo? :/

  6. bueno en mi caso me identifico un poco…la ausencia de mis padres biologicos,
    muchos sentimientos encontrados,días de muchos interrogantes,pesadillas,mucho dolor ,vacio,rencor,que solo me han hecho daño a mi misma,
    solo le doy gracias a Dios conté con el apoyo de mis abuelos que en realidad son mis padres,los seres a quienes les debo todo en esta vida…se podría decir tuve amor de padres y de abuelos…el vacio aun esta.estos temas de superación los disfruto mucho,ahi voy un proceso lento pero firme …entendiendo todo,ahora he conocido a un ser que me quiere ayudar,cree en mi,me brinda apoyo…las personas de baja estima tal vez la que suele decirte cosas que uno desea oir…él es un hombre que tiene mucha paciencia y me aguanta como tantas veces ,,,en un tiempo escuche eso…darle gracias a Dios por haberlo colocado en mi camino…día a día quiero ser mejor.y aprender a sanar heridas.

  7. Comencé a leer esta carta y no dejaba de asombrarme: pareciera que es una autobiografía de mi persona: hija de padre con ascendencia árabe y madre italiana, pagué demasiado caro el tener la piel oscura. De allí en más, yo pude haber sido premio nobel de la paz, presidenta o actriz mundialmente famosa que a mi a madre le hubiera parecido poco lo mismo. Yo era una persona morocha que valía poco y todo en mi persona era reprochable, poco valioso, digno de ser despreciado y debìa vivir en este mundo sufriendo hasta que llegara el fin. Porque la felicidad estaba hecha para otros, rubios, bellos e inteligentes, pero no para mì. Felizmente la gente que siempre me rodeó, amigos y familia, me amò lo suficiente como para demostrarme que puedo y dejarme ser y hacer tal como soy. Y descubrí que mi capacidad de ser feliz , de desarrollarme y pasarla bien era inagotable!!!!!!!!!!! Y que era una mujer hermosa por dentro y por fuera, incluso con mi piel oscura y mi rostro arábigo al que tanto amo, me siento muy cómoda, y agradezco a la genètica que me lo dio.

    • Era la herida de tu madre, los reproches iban dirigidos a ella misma… es triste porque no te llegó a conocer por lo que dices. Me alegra que el resto de tu entorno si te apoyase.

      La belleza es algo más grande que cualquier aspecto físico.

    • Patricia: Se da la casualidad de que soy hijo de padre con ascendencia italiana y madre árabe, pero se agrega a esto que mi padre era militar y mi madre era profesora de las antiguas. Y me siento tal cual como lo dice esta carta. Pero la pregunta que me hago es: ¿qué hacer para mejorar ésto? Porque los sentimientos no se cambian de la noche a la mañana, o por un acto simple de la voluntad. Uno se acepta, pero no se da cuenta cuando ya se está recriminando otra vez.

  8. A pesar de no haber tenido una familia de tal extremada rigidez e inconsciencia, si que han tenido rachas en las cuales no sabían el daño que me pudieron hacer. Y si que me he sentido así durante un momento de mi vida que toqué fondo, y hoy día a veces pienso que no puedo aportar mucho a los demás, y que no me merezco más de lo que tengo. Llevo un poco a cuestas aquellas cicatrices, voy superándolas poco a poco, y con ganas de vivir y con proyectos de vida que no me canso desde luego de encauzar y construir.

  9. Hola, soy fanática de los libros de superación personal y de todo lo relacionado con este tema, me parece muy interesante esta carta porque refleja una parte de mi personalidad anteriormente, ahora me doy cuenta de los errores en que estaba, ojala y mi forma de pensar actualmente hubiese sido la de antes, así me hubiera evitado muchos sufrimientos, pero en fin, estos errores y caídas me han servido para salir adelante, ahora me valoro mas que antes y trato de no caer en lo mismo, igual aun hay muchas cosas por superar y cambiar, pero me alegra en cierta forma que no sea la única que se identifique con este tipo de historias.

      • Lo mas importante es que le des a tu ser tu propia importancia.Gracias H E,Aimara por la valentía de tu
        carta ,que puedas sacar vestigios del pasado ,cuesta borrar el dolor que te causaron,amate

  10. -Me siento totalmente identificada ,esta nota la escribo con lagrimas,cuando desde pequeña tallan en esta
    forma poco afectiva ,rechazada porque todo lo que haces no esta bien ,exigiendo cualidades a las que
    esa misma critica hacia quedarte varada , te traspasa ,duele ,te sientes inútil así creces.Con inseguridades
    Es duro salir de esto,si de adulto buscas una pareja que te dice las mismas cosas,una pesadilla.´Me llevo
    años recuperarme de esta pesadilla , aprendí amarme ,aceptarme,valorarme ,no es sencillo.Se puede

  11. En la carta de Ainara se traduce toda mi vida, muy fuerte cada palabra. yo también soy la mayor de tres hermanos y cada cosa o situación servían de guía para mis hermanos, me controlaban todo sobretodo mi madre, en cambio mis hermanos por ser los menores pasaba nada más. Ahora estoy con terapia psicológica y de hecho me llevo muy mal con mi madre, quien no reconoce el daño que me causo desde mi infancia y lo poco que se preocupaba de mi.

    • Es una fase, un duelo, llegará un momento en que perdones, no por ella, sino por tí misma, y quizás puedas llegar a entender, no para restarle responsabilidad a tu madre en lo que hizo o dejó de hacer, sino para que vuelva tu paz interior, tu equilibrio.

      Pero ya te digo, es algo que sucederá al final, mientrastanto son lógicos (como no?) tus emociones y sentimientos actuales hacia ella.

  12. Excelente artículo, y aunque no es mi caso, conozco muchas personas que han pasado por este tipo de situaciones y van por la vida con un sabor amargo que no les permite el disfrute pleno de la vida, mi invitación es a hacer un alto en el camino para mirar hacia el interior y confrontar todos esos demonios que nos roban la felicidad, también es a perdonar primero a nosotros mismos y finalmente a todos aquellos que nos quedaron debiendo en afecto, es momento de continuar la vida haciendo todo aquello que no hicieron con nosotros . Estoy seguro que es el mejor regalo que le podemos hacer a todos nuestros deudores afectivos, un abrazo y mis mejores deseos para todos.

    • A veces nos alejamos tanto de un lado del camino que nos caemos por el otro, hay que tenerlo en cuenta, sobre todo a la hora de educar a nuestros propios hijos, no vayamos a pecar por defecto por no querer pecar por exceso. Se trata de sanarnos a nosotros mismos sobre todo, encontrar el equilibrio, sin rencores ni cuentas pendientes con nuestro pasado.

    • El dolor es incontrolable… pero el sufrimiento es opcional… aunque, si hemos sido educados en ciertos ambientes poco conscientes o nada… solemos dañarnos con nuestro propio sufrimiento sin saberlo… y nos hace muy cuesta arriba la vida..

      Pero todos esos problems y contrateimpos, todas esas heridas son una perla en potencia… un instromento para tu propia iluminación.

  13. Todas las que critican y culpan a la madre no piensan en como trataron a su madre cuando era niña en su casa? Y dónde estaba el padre de estas chicas?
    Hay mucha gente así y se aprende a seguir adelante y a superar los obstáculos.
    Si ya saben cual es la causa de la infravaloración, pos a darle , a cambiar y a no perder más tiempo siendo tan infeliz. Espero que encuentren una o más personas bondadosas que les den cariño y afecto.

    • No se trata de forzarse a ser feliz o a no ser infeliz… no es tan sencillo todo eso. Tampoco se trata un artículo que emita culpas… esa madre fue asi… o ese padre… porque tuvieron a su vez una infancia dificil en ese sentido, inconsciente… . No hay culpas, solamente se trata de leer esto para poder tomar consciencia de ti mismo, y saber que no estás solo.

  14. Hubo un tiempo en el que me sentía ainara tal cual como describe cada palabra, por suerte conocí al amor de mi vida, a cada instante me hacia darme cuenta de lo importante que soy, debe mis cualidades, de mis virtudes hoy lejos de mi quedo ainara, pero recuerdo lo feo que era sentirse menos….! Se necesita mucha fuerza de voluntad y mucho amor de otras personas que te valoren y te llenen de energía!

    • A veces alguien consciente a nuestro lado hace que tomemos consciencia de nosotros mismos… de nuestro valor personal… tuviste suerte, mucha gente elige inconscientemente justo a parejas que la/le siguen haciendo sentir una basura.

  15. Nada más lejos de mi realidad…desafortunadamente. Lo único que puedo decir es que con 30 años tuve el valor de romper con mi familia por todo lo que ya llevaba a cuestas. Pero así y todo los ataques son constantes haciendome sentir el verdugo y ellos las victimas. Pero doy las gracias x su comportamiento porque me hacen sentir mas fuerte y sobre todo buena madre para mis hijas.

    • Hay veces que no se puede hacer nada más que romper, sin culpas, si por desgracia tienes una familia muy toxica, mejor que no contagien a tus hijas mucho no? 🙂 felicidades por tu decisión.

  16. que pense q era la unica persona q se siente una porqueria x todo lo que me toco vivir,xro trato de saslir adelante x mis hijos,xro aveces es imposible sentirse menos q lo de mas siempre vuelve pasado xr hacerme sentir una mierda

  17. Me siento bastante identificada con la historia… Lamentablemente, muchos padres no dimensionan los “errores” de crianza que se cometen ( sea de forma consciente o inconsciente). Muchos padres no dimensionan, no se dan cuenta de las enormes repercusiones que generan su insensatez en la crianza, lo cual afecta la vida emocional y/o psicológica del hijo…No soy madre, junto con otras razones; no quisiera cometer los mismos errores de crianza a un(a) hijo(a)…

  18. me doy cuenta que no soy la única que le toco vivir con una madre desamorada, exigente, fría. distante y prácticamente ausente!

    • En cierta forma es un consuelo muchas veces saber que no estamos solos en nuestro proceso de sanar nuestras heridas infantiles … heridas de las que nadie escapa, sean estas mas profundas y menos… pero que son, al igual que el grano de arena o de material impuro que entra en la ostra… la razón de la perla que forma con el tiempo.

  19. Tremendo..Me identifico perfectamente con la carta de Ainara. Yo crecí así. Muchas exigencias, era la mayor, debía dar ejemplo, mucha disciplina…No recuerdo un “te quiero” de mi madre, un abrazo, un “ven aquí y cuéntame qué te pasa”..nunca. Crecí oyendo frases como…eres el garbanzo negro de la familia, o..tiras al monte como las cabras. Siendo la mayor debía ocuparme de mis hermanos y nunca sentí que alguien se ocupara de mí. Por eso me identifico con lo escrito. Cómo nos puede influir tanto el desafecto familiar, la actitud de la madre…Luego me enamoré de un hombre que acabó repitiendome hasta la saciedad “no te aguanto”, pero no se iba de mi lado, estaba allí confundiéndome más si cabe, hasta que reuní el valor suficiente para echarle de mi vida..25 años después..En fin. El dolor y el recuerdo subyace, se quedan grabados. Afectan y condicionan nuestras vidas. Qué difícil vivir.

Responder a Natalia Lehmann Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s