La Vanidad y la Humildad

Vanidad humildad diablo santo demonio satan determinismo ego vanagloria egoismo posesion control pecado tentacion cuento fabula moraleja santidad

El diablo, transformado en ángel de luz, se apareció a uno de los santos Padres del desierto y le dijo:

“Soy el ángel Gabriel y me ha enviado a ti el Todopoderoso”.

El monje replicó:

“Piénsalo bien. Seguramente has sido enviado a otro. Yo no he hecho nada que merezca la visita de un ángel”.

Con lo cual, el diablo se esfumó y jamás volvió a atreverse a acercarse al monje.


AUTOR: Anthony de Mello.

LIBRO: La oración de la Rana.
LineaRecorteC

Curioso cuento este, aunque puede ser malinterpretado, por eso me gustaría dar mi opinión al respecto (normalmente soy partidario de que cada uno tiene que “mascar” o extraer las propias conclusiones acerca de las enseñanzas recogidas en estos relatos cortos).

Opino que ser humilde NO ES humillarse o restarse valor a uno mismo ni a lo que hacemos, es reconocer y aceptar que por el momento (ves? tampoco se trata de resignación o de determinismo*) eres como eres, sin presiones, sin ansiedades de “tener que ser…” o de “deber de ser…”, es simple y llanamente reconocer tus puntos débiles pero TAMBIÉN (y muy importante, ya que a veces nos olvidamos de ello) aceptar y valorar allí donde están nuestros puntos fuertes, nuestros dones, habilidades y potencialidades a desarrollar.

Como en casi todos los cuentos, los diferentes personajes que los forman pueden integrarse dentro de la mente de una misma persona, si por ejemplo en este caso identificásemos al diablo con el Ego y al santo Padre del desierto con nuestro verdadero YO (con nuestra esencia) cuando este YO verdadero nuestro posee baja autoestima, se deja guiar por el Ego, que parece agasajarlo pero que en el fondo pretende dominarlo, comprarlo con halagos, deformándole la realidad para hacerle obedecer su voluntad, SUPEDITÁNDOLE A LA NECESIDAD DE SER IMPORTANTE, DE RECONOCIMIENTO, DE APLAUSO, haciendo de nuestra parte genuina un esclavo ansioso y debilitado, un adicto que busca conseguir constantemente su droga y que sufre si no la obtiene en la dosis o de la forma que necesita. Y no solo hablo de la necesidad de aprobación por parte de los demás, sino por parte de uno mismo hacia si mismo (Autoaceptación, autoimagen,… ).

¿Acaso te hace fuerte el proyectar todo el tiempo una imagen de fortaleza hacia los demás (o hacia ti mismo) para que crean que no eres débil? ¿Cuánto desgaste y consumo de energía vital puede estar produciéndote? Quizás la verdadera fortaleza está en no preocuparnos por la impresión de lo que creemos debilidad que podamos estar dando o a punto de dar.

Nadie habla de restarnos méritos o de ocultar nuestras capacidades para “no molestar” a otra gente… para crear “buen ambiente”, eso sería ir en contra de nosotros mismos; hablo simplemente de aceptar con normalidad que hay cosas que se nos dan bastante bien y que hay otras que no sabemos (aún) o que no se nos dan tan bien pero en las que invertimos la capacidad de que disponemos.

Últimamente estoy notando, mientras leo diversos artículos de revistas y blogs, que actualmente esa impresión de fortaleza está dando paso a la CASI OBLIGACIÓN de “ser positivo” que parece exigir la sociedad moderna. Da la impresión de que en la actualidad hubiera una “dictadura de la positividad” y que nunca nos hubiéramos de permitir sentirnos negativos, pesimistas, estar tristes en definitiva… (como si la actitud positiva por si misma fuera a solucionar todos nuestros problemas o preocupaciones). Es cierto que una mirada positiva ante la vida ayuda a afrontar las dificultades pero creo que lo óptimo es sentirnos como en ese momento nuestro cuerpo nos pida sentirnos, sin tratar de “forzar la máquina” (a veces tener una actitud negativa o pesimista durante un tiempo es un método de protección que tiene la mente para irse recuperando de un shock, es una etapa o fase necesaria en la sanación), en la mayoría de los casos nuestra mente se irá estabilizando si simplemente la dejamos estar y no tratamos de hacerla rodar a revoluciones que no son las que necesita en ese preciso momento.


HABILIDAD EMOCIONAL.


*Determinismo: "Yo nací así y no puedo hacer nada al respecto. Es inútil que
lo intente ya que no me saldrá bien por mucho que me esfuerce."

LineaRecorte

  • “Alcanzar el centro, mantenerse en contacto con la realidad de uno mismo, es el más elevado de los estados que un ser humano puede alcanzar.” BRUCE LEE.
  • “El buen general vence, y allí se queda. Vence y no se jacta, vence porque es su deber.” LAO TSÉ.
  • “Humildad no es sinónimo de pobreza, humildad es sinónimo de calidad de persona.” ANÓNIMO.
  • “A través del orgullo nos engañamos a nosotros mismos.” CARL GUSTAV JUNG.
  • “Los aduladores tienen la apariencia de amigos, como los lobos tienen la apariencia de perros.” GEORGE CHAPMAN.
  • “Y si crees que eres como cualquier ser, como cualquier cosa, eres todos los seres, todas las cosas. Eres el universo.” ANTONIO PORCHIA.
  • “Si estás meditando y llega un diablo, pon ese diablo a meditar…” GEORGE GURDJIEFF.
  • El Ideal de nuestro Ego de ser diferentes de lo que somos nos conduce al agotamiento.” DEBBIE FORD.
  • “Ser humilde frente a los superiores es un deber; frente a los iguales es cortesía; frente a los inferiores es nobleza, y frente a todos es seguridad.” BRULE LEE.
  • “La humildad nos permite ver las cosas como son, sin las deformaciones que genera la lente de la vanidad.” ALEX ROVIRA.
  • “La tensión es quien crees que debes ser. La relajación es quien eres.” PROVERBIO CHINO.
  • “No negocies tu autenticidad a cambio de una mirada de aprobación.” JORGE BUCAY.
  • “¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo si pierde su alma?” JESÚS.
  • “Todo lo que reprimimos nos debilita hasta que descubrimos que también constituía una parte de nosotros mismos.” ROBERT FROST.
  • “Serás capaz realmente de ver cuando estés dispuesto a percibir también el barro que hay en ti y a reconciliarte con ello.” ANSELM GRÜN.
  • “La vanidad es hija legítima y necesaria de la ignorancia; el hombre es un ciego que no sabe verse a sí mismo.” EDWARD YOUNG.
  • “La humildad es nuestro contacto con la realidad.” DOMÉNICO CIERI ESTRADA.
  • “No eres más porque te alaben, ni menos porque te critiquen; lo que eres delante de Dios, eso eres y nada más.” TOMÁS de KEMPIS.
  • “Puede que haya personas buenas en el inferno, pero no humildes.” ANÓNIMO.
  • “La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no está sano.” SAN AGUSTÍN.
  • “Qué difícil es reconocer la propia ignorancia y qué liberador resulta hacerlo.” WALTER RISO.
  • “El reconocimiento de la ignorancia es el comienzo de la sabiduría.” GEORGE GURDJIEFF.
  • “La humildad es el fundamento de todas las demás virtudes, por lo tanto, en el alma en la que esta virtud no existe no puede haber ninguna otra virtud.” SAN AGUSTÍN.
  • “La persona semidesarrollada habla para impresionar. Los falsos maestros del Camino de la vida utilizan un lenguaje florido. La cultura a medio camino conduce al ornamento. Un alto nivel de cultura conduce a la simplicidad.” BRUCE LEE.
  • “La sinceridad contigo mismo ocupa una parte definitiva y esencial en el permanente proceso de convertirte en un ser humano real y no de plástico.” BRUCE LEE.
  • “Para evitar caer en la pedantería insufrible del sabelotodo, hemos caído en la modestia autodestructiva de la negación de nuestras virtudes. Por no ser derrochadores, podríamos ser mezquinos.” WALTER RISO.
  • “La verdadera humildad arranca de la propia aceptación, sin desajustados disfraces ni mascaras grotescas. Psicológicamente al descubierto, con lo bueno y lo malo a flor de piel. No importa que se noten, nuestros errores nos humanizan, no importa que debamos reconocer públicamente la ignorancia, nos purifica.” WALTER RISO.
  • “Cuando somos grandes en humildad, estamos más cerca de lo grande.” RABINDRANATH TAGORE.
  • “La humildad es un don tan efímero que, tan sólo al decir que lo posees, se esfuma.” MICKY BANE.
  • Recuerda que la desesperada necesidad de aprobación siempre esconde una muy baja autoestima, la cual se intenta compensar, mostrando claves de atractibilidad. La aceptación afectiva, para las personas que sustentan éste estilo, es cuestión de vida o muerte. Es el aire que los mantiene vivos. WALTER RISO.
  • “Vacíate de tu Ego y ya no podrás ser dañado ni herido por nadie.” ANÓNIMO.
  • “El hombre: la fragilidad y menos aún. Y, sin embargo, cuánta petulancia, cuánto orgullo y cuánta gloriosa estupidez.” JOHN NIGRO.
  • “Muchos habrían podido llegar a la sabiduría si no se hubieran creído ya suficientemente sabios.” JUAN LUIS VIVES.
Anuncios

21 comentarios el “La Vanidad y la Humildad

  1. Humildad: virtud cristiana que consiste en conocimiento de la condición y bajeza humana y actuar conforme ella.

  2. Lindo el cuento… Escuche una frase que se la adjudican a Santa Teresa “La humildad es la verdad”… ¿Será que eso sera el punto medio entre la soberbia y la desvalorización.?

  3. Pingback: DESCRIPCIÓN DE UN SER COMPLETO | EL LAMENTO NO VIENE A CUENTO ni trae cuenta

  4. Lo que no entiendo muy bien, es cómo un simple humano pudo hacer huir al mismísimo demonio. Me refiero al cuento. La metáfora sí se puede entender bastante bien. ¿Puede tener el mismo significado que el Bhagavad Gita?. El guerrero que no se quiere enfrentar a un ejército formado por todos sus familiares. Resulta que es el mismo Krishna, el que le hace ver que el guerrero es su propio Ser verdadero, mientras que el ejército enemigo no es otra cosa que la mente ciega apegada a los sentidos, al Ego, al apego, y todo lo que la mente ciega, como Rey del cuerpo y del espíritu le hace ver a ese ser humano. Pero al fin se da de cuenta de la verdadera realidad y se Ilumina para no volver a ser engañado por su falso ser.

    • Es una metáfora, el diablo es, en este cuento, el Ego del monje, esa parte de él que le exige que le insta a hacer cosas para su propio beneficio, no para del monje, … para mantener el poder sobre él.

  5. Pingback: Descripción de un ser completo | Inteligencia emocional y otras habilidades

  6. ta bonito todo esta vaina pero hay que recordar que la humildad y la mancedumbre solo la tuvo el señor jesucristo y el hombre en su búsqueda de conosimiento , saviduría y poder se llena de vanidad , vanidad de vanidades todo es vanidad ” el rey salomón “

  7. Cuando digo que algo se me da bien mi pareja me recuerda que he de ser humilde, que resaltar las cosas que creo que hago bien es ser vanidosa, pero no se queja si digo que algo lo hago mal o no me sale como yo quiero. Yo le digo que si puedo comentar lo que hago mal tambien debo poder comentar lo que hago bien, sin dejar de ser humilde por ello. y siendo consciente de que me puedo equivocar y admitiendo criticas.
    Por otro lado el siempre se vende por debajo de sus capacidades, “no creo que pueda” “no se si sabré”, …aunque yo se que él sabe perfectamente que puede y que sabe, Yo le digo que eso no es humildad, sino infravalorarse, pues si sabe y sabe que lo puede hacer…¿ porque dice que no sabe ? ¿para que le insistan? ¿para que le regalen los oidos diciendole que es el mejor y que seguro que le queda perfecto ?
    Hace tiempo que mantenemos este debate y no nos movemos de nuestras posiciones. Creo que saber que es la humildad es complicado y cada uno lo entiende de manera muy personal.
    A ver si con vuestros comentarios podemos aclararnos un poco.
    Gracias.

    • Hola Celia! 🙂

      Gracias por tu mensaje. Muy intersante tu pregunta y aporte, para aclarar ciertos conceptos muy (demasiado) extendidos y que nos hacen tanto daño.

      Es un caso claro el de tu pareja de proyección psicológica…

      FASE 1: Como piensa él que no podría soportar mirarse al espejo si se le acusase de ser vanidoso (él mismo en última instancia es quien con mayor fiereza se acusaría de ello si siente que alguien lo está pensando o sugiriendo… aunque sea mentira) …. proyecta esa crítica en ti.

      FASE 2: Para que no parezca que él está siendo vanidoso cuando tiene que realizar una tarea, trata inconscientemente pero hipócritamente de minusvalorar sus capacidades (mintiendo sobre ellas), para que cuando consiga buenos resultados, se vean mayores (vanidosamente) a ojos de los demás y el “Premio” y el “elogio” por parte de los demás sea mayor… y para que, en el caso de fallar, no se note tanto y no le puedan llamar prepotente (o llamárselo él mismo que es lo que más teme) por haber dicho que sí podía. (tan errevesadas son sus creencias sí…)

      Tiene miedo en definitiva a su propio juez interior (interiorización inconsciente de sus propios educadores que ahora reside en él) el cual le tacharía a la mínima de vanidoso, nada humilde, prepotente… . Cosa que no tiene razón de ser, pero que él siente que sí sería una “critica justa” (tratamos a los demás tal y como nos tratamos a nosotros mismos…)


      Para tener Presente:
      “RESALTAR LAS COSAS QUE HACES BIEN… NO ES SER VANIDOSA!!!”

      “LA HUMILDAD CONSISTE TAMBIÉN EN ACEPTAR, SI ALGO QUE PENSABAS QUE SABÍAS HACER NO LO HAS SABIDO HACER, QUE REALMENTE NO TE HA SALIDO BIEN ESA VEZ o que ESTABAS EQUIVOCADA AL RESPECTO!” (eso es valentía y humildad!)


      “Yo le digo que si puedo comentar lo que hago mal tambien debo poder comentar lo que hago bien, sin dejar de ser humilde por ello. y siendo consciente de que me puedo equivocar y admitiendo criticas.”

      Exactamente!! …y de hecho es muy sano que lo expreses así, porque si solo vemos lo malo en nosotros y nunca nos aplaudimos y premiamos por lo que hacemos bien, ¿desde donde vamos a sacar la fuerza y motivación para transitar por la vida? Puede que él recibiera esas creencias tóxicas como resultado de una infancia con una educación severa o estricta con padres o educadores autoritarios e inconscientes… es pues SU labor persona revisar todas esas creencias que le están haciendo tanto daño a él y a los que estáis a su alrededor.

      Humildad es nuestro contacto con la realidad y no debe ser confundido con la propia minusvalorización o desprecio como tantas veces en la historia ha ocurrido… (lo que él entiende por humildad no es realmente humildad… sino desvalorización de sus capacidades… y es triste que lo vea así…) lamentablemente en ciertos lugares y épocas la educación ha hecho mucho daño en ese sentido, confundiendo esos conceptos y otros tales como el “ser egoista”.

      No te dejes achantar por sus propios dramas y complejos no resueltos, tranquílamente pero fírmemente puedes levantar sus cartas y hacerle ver el juego que emplea contigo cuando esté comportándose así. Todas esas accciones suyas solo reflejan la poca estima que se tiene y lo mucho que tan injustamente se juzga por dentro a sí mismo. Son sus propias guerras internas consigo mismo las que están actuando ahí.

      Si no ve todo esto cuando se lo tratas de explicar, que le vamos a hacer… lo importante es que tú no te dejes minusvalorar ni convencer por tales creencias tan poco saludables!.

      Un saludo!

      Algunas frases para reflexionar sobre todo esto:


      La humildad de los hipócritas es el más grande y el más altanero de los orgullos.
      MARTIN LUTERO.

      No dejes que las percepciones limitadas de los demás te definan.
      VIRGINIA SATIR.

      Agrada la modestia, pero no el propio menosprecio.
      ANTONIO MACHADO.

      No confundas vencer el ego y ser humilde, con desvalorizarte. Si haces algo bien, se justo contigo mismo y apláudete.
      ALEJANDRO JODOROWSKY.

  8. Interesante cuestion la que planteas, pues supongo que lo optimo es estar atento a lo que pasa por tu mente, a los mensajes o pensamientos que te dedicas a ti mismo (el diablo de la historia suele estar en nosotros).
    Los cambios mas profundos llegan cuando parten de uno mismo aunque bien es cierto que hay gente que puede ayudarte a ver cosas que desde tu posicion no ves, a darte cuenta de cosas que haces a menudo y que van en tu contra.
    El mayor enemigo lo solemos tener dentro de nosotros y cuando lo logramos identificar (el Ego) entonces es mucho más facil ver quienes de los que se acercan a ti a comentarte algo vienen de buena fe o enviados por su Ego a su vez. Si eres capaz de identificar esa parte en ti, la puedes ver en los demas. Si no te dejas dominar por esa parte de ti que no eres tu, no caeras en las tretas de los demás cuando por ejemplo desean abusar de tu confianza o chantajearte emocionalmente.

    Como decia la frase “los aduladores tienen la apareiencia de amigos como los lobos tienen apariencia de perros”.

  9. Muy interesante el cuento que has puesto.
    Y curioso tu comentario al cuento. Hay una cosa que me ha llamado la atención, y es lo que pones sobre la autoestima: “… cuando este YO verdadero nuestro posee baja autoestima, se deja guiar por el Ego, que parece agasajarlo pero que en el fondo pretende dominarlo, comprarlo con halagos, deformándole la realidad para hacerle obedecer su voluntad…”
    Cuando una persona sufre de baja autoestima, necesita que alguien le haga ver lo equivocada que está, ya que entra en una espiral descendente. Así que, si necesita a alguien para mejorar, cómo distinguir los que vienen con buena voluntad y los que no? Supongo que en un primer momento resulta complicado saber quien se está aprovechando de uno.
    Por otra parte, me pregunto, las personas con baja autoestima son por lo general humildes o se dejan humillar, o las dos cosas?

  10. Es verdad que nuestro ego nos hace muy malas jugadas. A veces creemos sufrir por amor y sólo se trata de nuestro ego herido. Como siempre, me encantó tu artículo y tu modo de interpretar el cuento me parece adecuado, aunque aquí también se puede aplicar eso de: “hay lobos con piel de oveja”

¿Y bien? ¿qué opinas? ...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s