Aprender a sentir emociones incómodas

Aprender inteligencia emocional control emociones gestion salud psicologia terapia lenguaje lagrima ojo llorar pupila parpados reir negatividad positividad positivo negativo pensamientos traumas miedos sentimientos relaciones

Realmente a la mayoría de nosotros nunca se nos enseñó a sentir, a saber como comportarnos ante las emociones incómodas… y a muchas personas incluso se les reprendió en ese momento durante su infancia; reprensión debida a la propia incomodidad de los padres o tutores que tuvieran, los cuales realmente no sabían como actuar de una forma más adecuada en esos momentos pero que a la postre les hizo a esos niños desconectar de su propio mundo interior, verlo como algo vergonzante y siniestro que había de ser ignorado y tapado a toda costa.

Hoy me permito dar algunas indicaciones que aprendí en mi camino acerca de la forma de afrontar estas emociones, recomendaciones que a mí personalmente me ayudaron mucho.

La próxima vez que sientas una emoción incómoda (incómodas son al fin y al cabo y no malas o negativas como las suele llamar a veces alguna gente por miedo o desconocimiento), siéntela en toda su dimensión como la alerta que es, como el mensaje que te está enviando tu propio cuerpo …y no como una enemiga de la que hay que huir o de un familiar o conocido del que te avergüenzas y que has de mantener oculto, ya que de esa forma sólo estarías inyectándole sufrimiento extra a esa situación, ya de por sí poco grata. Sólo cuando tu cuerpo entiende que has recibido y comprendido correctamente el mensaje implícito en esa emoción, vuelve a la calma.

Estas emociones son algo natural que nos pasa a todos y aunque seguro que lo sabes, te repito que no es nada vergonzoso sentirla porque es TU SENTIR, es quien eres realmente y no quien crees ser, es tu inconsciente mostrándose ante ti. Quien pudiera reírse de ti y no entenderte en esos momentos, más allá de faltarte al respeto, está simplemente mostrando a los demás que a si mismo no se permite SER, y demostrando que no se respeta a sí mismo en sus propios momentos emocionalmente incómodos.

Entiende tu emoción poco grata o incómoda como si fuera el llanto de un niño que llora (el propio niño o niña interior, temeroso y desorientado en muchos casos, que todos llevamos dentro) no trates de taparle la boca, deja que se exprese… atiéndela y escúchala (si la ignoras o rechazas, será como el bebé que se frustra ante la falta de atenciones de sus padres y se siente abandonado y desconsolado) verás como, si es incómoda, pronto dejará de incomodarte y volverás a la calma y paz interior MUCHO antes de lo que esperas. No es posible aclarar el agua turbia, pero si no la tocamos y solo la observamos, ella misma se aclara (y con mayor rapidez) que si andamos metiendo la mano en el charco para forzar su aclarado. No es saludable tapar una herida infectada, hay que limpiarla y oxigenarla para que nuestro cuerpo la sane por sí sola.

Ten también presente que esa emoción incómoda te está hablando de ti mismo, así que es una oportunidad magnífica de conocerte mejor, para saber tus necesidades y anhelos, tus miedos, y poder ponerles presencia, luz y empezar a solucionarlos (para desenredar un nudo hay que saber antes como está hecho). Alégrate a partir de ahora de tener esos momentos, porque te están ofreciendo OPORTUNIDADES PRECIOSAS para conocerte mejor y más profundamente cada día; y para ello, para aprovechar estas oportunidades correctamente, has de intentar en la medida de lo posible, observarte a ti mismo como si fueras una persona ajena a tu cuerpo y sobre todo a tu mente, pero SIN CRITICARTE NI JUZGARTE, tan sólo obsérvate por dentro como quien mira las nubes pasar, de eso se trata la autoconsciencia (solamente podemos aprender cada situación y comprendernos verdaderamente a nosotros mismos si nos miramos desde una posición que no emite juicios ni críticas, que no se muestra ni a favor ni en contra, que no clasifica lo que ve siente, que solamente observa lo que hay y NO lo que “debiera” haber o no haber) entiende ese episodio como algo que es natural y usual en la vida de cada persona y verás como ya no resulta tan fatal ni tan doloroso como antes el sentir ese tipo de emociones.

Cuanto aprendas a mantenerte en calma en esos momentos, cuando los veas y los sientas con la naturalidad que trato de hacerte ver (no resignándote a esas emociones ni repudiándolas, ni forzándote a tener que poner buena cara o “ser positivo” por no crear “mal ambiente”, por temor a sentirte débil, o porque creas en la falacia de que “lo que se espera de ti” es que estés bien SIEMPRE) verás como automáticamente, tu empatía y comprensión del mundo emocional de los demás también aumenta (ya que no podemos ver en los demás lo que no vemos en nosotros mismos primero) y podrás servirles de gran ayuda en sus momentos incómodos (porque les comprenderás perfectamente), al igual que espero yo haberlo sido para ti.

Finalmente, decir que hay padres que piensan que hacen un favor a sus hijos no mostrándoles sus emociones incómodas ni su sentir en esos momentos… yo personalmente opino que les sería de gran ayuda el que sus hijos vieran que ellos pueden hacer frente a esos momentos emocionalmente incómodos con naturalidad, de esta forma les estarían dando buen ejemplo y herramientas emocionales para el futuro, que a su vez, les tocará afrontar. Obviamente no estoy diciendo que se tenga que hacer partícipe a los niños de cada angustia, ni presionarlos y estresarlos con problemas de adultos (sería contraproducente someterlos a tal presión), pero sí que observen que sus mayores también tienen esas emociones a veces, al igual que ellos y que vean que no las reprimen o se las niegan (ni a sí mismos ni a ellos como hijos), sino que aprendieron a sacarles partido y a gestionarlas con habilidad, habilidad emocional ;o).


HABILIDAD EMOCIONAL.



LineaRecorte

  • ‎”Sólo sanamos de un dolor cuando lo padecemos plenamente.” WILL ROGERS.
  • “El alma tiende siempre a juzgar a los otros por lo que piensa de sí misma.” GIACOMO LEOPARDI.
  • “Toda emoción nos aporta información importante, por lo que es crucial que aprendamos a evitar el miedo a sentir cualquier emoción. Cuando uno se siente cómodo estando emocionalmente incómodo, puede recordar los hechos emocionalmente dolorosos sin ser vencidos por ellos. Se pueden soportar los sentimientos del momento presente hasta que el dolor haya desaparecido y el mensaje haya sido entregado. De esta forma, no sólo seremos capaces de soportar la experiencia emocional, sino también salir de ella con mayor energía, profundamente relajados y con una mayor sensación de logro y autodominio personal.”  JEANNE SEGAL.
  • “Nos da miedo nuestro mundo emocional porque nos hace sentir indefensos, débiles ante los demás y sobre todo ante nosotros mismos.” HABILIDAD EMOCIONAL.
  • “No se puede desatar un nudo sin saber cómo está hecho.” ARISTÓTELES.
  • “No empujes al rio, él fluye por sí mismo.” PROVERBIO CHINO.
  • “Para lograr realizar lo que quieres, aprende a sentirte cómodo en lo incómodo.” ALEJANDRO JODOROWSKY.
  • “Los pensamientos son como las nubes, vienen y van, y tú eres el cielo. No has de hacer nada. Si simplemente observas, sin juzgar, criticar o comentar, obtienes el control.” ANÓNIMO.
  • “Nuestro verdadero problema no son las emociones en sí, sino nuestro continuo rechazo a sentirlas y aceptarlas.” ARMANDO NOUGUÉS.
  • “No es posible aclarar el agua turbia con las manos, ¿Quién puede aclarar el agua turbia? Sin embargo, si permitimos que no se agite, el agua se aclara por sí sola. ¿Quién puede asegurar un estado de absoluto reposo? Sin embargo, si te mantienes en calma y dejas pasar el tiempo, el reposo llega poco a poco.” BRUCE LEE.
  • “Cuando nos conocemos a nosotros mismos, estamos dando a nuestros hijos la oportunidad de que se sientan libres y con suficiente fuerza como para experimentar, sin temores ni restricciones, su propio mundo emocional.” DANIEL J. SIEGEL.
  • “La mejor preparación para ser padres es que estos desarrollen una mentalidad abierta a lo nuevo, sentido del humor, consciencia de sí mismos y la libertad de ser sinceros.” VIRGINIA SATIR.
  • “Se trata de sanar el mayor número de enfermedades de nuestro interior para así no contaminar a los otros.” CLAUDIO NARANJO.
  • “Las personas que jamás preguntan son las que con más habilidad consuelan.” ALEJANDRO DUMAS.
  • “Todo lo que reprimimos nos debilita hasta que descubrimos que también constituía una parte de nosotros mismos.” ROBERT FROST.
  • “Cuando juzgas a otra persona, no la defines. Tan sólo te defines a ti mismo como alguien que necesita juzgar.” WAYNER W. DYER.
  • “¿Qué mayor debilidad puede haber que el miedo a parecer débil ante los demás o ante ti mismo?” HABILIDAD EMOCIONAL.
  • “No sabemos lo que nos pasa y eso es precisamente lo que nos pasa.” JOSÉ ORTEGA Y GASSET.
  • “Te tratan superficialmente porque no se conocen a sí mismos más que en la superficie ¿qué empatía pueden tener si ignoran su propio mundo interior? Lo que no ves en ti no puedes verlo en los demás.” HABILIDAD EMOCIONAL.

97 comentarios el “Aprender a sentir emociones incómodas

  1. Me encanta lo que publicas, la verdad yo siempre tiendo a reprimir mis emociones. Un día leí (No recuerdo donde) que cuando uno sonríe constantemente pasé lo que pase, al final esa sonrisa termina siendo falsa, si estas enojado o triste entonces hay que llorar o dejar salir esos sentimientos, así cuando sonrías será real… Tú artículo me hizo recordar eso.

    Saludos
    KMMS.

    • Gracias AlmayLetras, de eso se trata, es que lo importante es ser honesto contigo mismo, porque si no lo eres, si por no querer crear mal ambiente o que no se te note, finges (aunque bien es cierto que hay veces que se ha de hacer, puntualmente eso sí) pues al final todo eso actúa con efecto rebote hacia tu estado, empeorándolo…. es como si estuvieras cansado o agotado fisicamente y te forzaras a correr o a dar la impresión de que no lo estás… ante los demás o ante ti mismo…. al final es peor aún como quedas.

  2. sacar tus emociones en publico te puede ayudar o perjudicar depende de si tiene sentido para aquel que te escuche o te vea,las emociones no tienen un lugar determinado por eso no son entendidas en ocasiones,tambien estan las emociones publicas con un sentido ( y no me refiero a engañosas)algo que los demas tampoco podemos entender y porque digo con un sentido porque puede haber una intencion y esa intencion puede ser por una influenciacion que a su vez la persona que influencia le encuentra un sentido mayor cuando ve las respuestas de los que ven y escuchan y al mismo tiempo actuan con respuestas que nada tienen que ver con esa “intencion de influenciacion”interesante seria saber la respuesta a ese interes de influenciacion hacia los demas en un sitio concreto,es facil decir lo que pensamos o creemos pensar,pero no estamos dentro de nadie,no todo es predecible,no todos actuamos igual,quisiera preguntarte que opinas de esto hay algo de verdad tan interesante como actuar con emociones puras y al mismo tiempo con una intencion,gracias un saludo

  3. Sinceramente he luchado contra mis emociones hace muchos años.. al punto en que hace tiempo habia dejado de “sentir” y me reinaba completamente mi ser racional.. mi actual pareja ha despertado en mi ese ser emocional que tenia guardado.. y he encontrado en estas palabras y en las de Sergi Torres, gran parte de la razon de mi sufrimiento por asi decirlo.. sin embargo.. en muchos momentos puedo “atravesar” dichas emociones dificiles y encontrar paz atras de ellas.. pero en otras en las que estoy mas vulnerable simplemente reina mi cerebro.. y son precisamente esas situaciones las que quiero evitar..

    • No se trata de evitar situaciones Nicolás. Nadie está igual, nadie se siente de la misma manera cada día… se trata de integrar en tu vida las sensaciones que tengas en cada momento, de permitírteslas tener… parece algo muy sencillo pero no nos han educado a la mayoría para eso,… no nos dijeron que cada emocion tiene su importancia y que son algo tan útil como sudar o respirar…

      La vulnerabilidad emocional no es debilidad, sino fortaleza …cuando te la permites tener. La humildad nos hace invulnerables… ¿qué te va a incomodar si aceptas cualquier estado que sientas tener mientras lo tienes?

    • si se lo que sientes yo soy algo parecido nadamas que cuaando hago algo que siento que es malo no se que hacer me pongo triste y a llorar no se por que pero me siento extraña o algo parecido y se me quedan grabados esos momentos que estan en el pasado y me pongo a llorar o algo parecido bueno gracias por escucharme

      • Porque adjetivas las cosas como “buenas” o “malas” 🙂 cuando le pones un adjetivo a esas sensaciones, abres la puerta para el sufrimiento que trae el pensar que “no debiera de” estar sintiendo lo que siento…. o “debiera de” sentir otra cosa.

        Déjate sentir lo que sientas, obsérvate en esos momentos a ti misma, cierra los ojos y siente tu cuerpo, tu emoción, en todo su ser, sin juzgarte ni juzgarla… sin adjetivarla, sin tratar de evaluarla. Tan sólo sientela, y ella te aportará mucha información sobre ti.

  4. me encanta estos artículos, he luchado contra mi por estos últimos años, nunca te enseñan este tipo de cosas y he comprendido muchas cosas de mi, gracias por el articulo

    • Me alegra enormemente… ahora, no te juzgues o critiques, no luches contra ti por darte cuenta que luchabas contra ti… ten en cuenta que si no hubieras luchado contra ti tanto ni sufrido tanto puede que no hubieras visto todo esto, ni comprendido. Felicidades!!

  5. Me encanta la filosofía del autor sobre las emociones incómodas. He llegado a la misma conclusión despues de un año de lecturas sobre emociones y fundamentalmente de ponerme en contacto con las mismas. Hubiera empezado por este blog y me hubiera ahorrado tiempo. Solicito permiso para utilizar las excelentes métaforas empleadas sobre “El niño que llora”, “Ganar la orilla del rio”, y “El pisotón”. MUCHAS GRACIAS. TIENES SABIDURÍA Y HUMILDAD. ¿Como te cito para un libro?

    • Gracias Víctor…

      Sin duda el tema de las emociones da para mucho , muchisimo … es un no parar.

      Citarme? pues… si quieres, como “Habilidad Emocional” o como “@hemocional” 😀 creo que si algún día escribo un libro usaré este pseudónimo 🙂

    • El dolor dice: “ayyyy”

      El sufrimiento piensa (una vez que se ha producido el dolor): “mira que pisarme… ¿que le habré hecho yo? seguro que es por eso que le dije el otro día…. la verdad es que esa persona me tiene manía… ya no se que pensar de ella, todos los días me mira mal y claro… hoy me ha pisado… parece que ha sido un accidente pero estoy seguro que lo hizo a posta…. que vino y tropezó conmigo para poder pisarme… ¿será que no me quiere ver? … pero ¿por qué? ..siempre me pasa igual con las personas que conozco… todo muy bien pero llega un momento en que me hacen daño… ¿por qué me pasa esto a mí? es injusto….. “

  6. Gracias por tu articulo, te doy toda la razon pero a veces es complicad encontar un equilibrio mental en esos momentos incomodos.Un saludo¡

    • No te obligues a tratar de encontrarlo, no se trata de parar el río sino de poder salir a la orilla… sólo hemos de observarnos en esos momentos, observarnos sin juicios ni condenas, sin tantos “debería” o “no debería” … si lo llegas a darte cuenta, a tomar consciencia de lo que ocurre en el momento que ocurre, es que has despertado, has comenzado a NO confundir tus emociones con lo que eres en realidad, contigo misma, y a la vez no las estas rechazando ni negando, sino dejando fluir por dentro de ti, libremente, sin sufrimiento. 🙂

      Parece sencillo y lo es cuando puedes llegar a llevarlo a la práctica, pero como no nos lo enseñaron a la mayoría a verlo así desde niños pues nos cuesta tomar consciencia de ello, de que hay otra forma mucho más saludable de entender y vivir las emociones….

  7. Me ha parecido muy importante el equilibrio con el que tratas el tema de hacer partícipe a los niños de esas emociones incómodas que mencionas tú, a mí personalmente siempre me parece un tema muy delicado el cómo transmitir a los menores estas cuestiones, de forma que puedan naturalizarlo pero como tú dices, sin necesidad de agobiarles y protegiendo su inocencia del momento, y es que no tienen por qué vivir cosas que todavía no les tocan.
    Pero ver que papá y mamá también tienen sus momentos debe ser muy reconfortante.
    ¡Gracias!

    • Sin duda, todo está en el equlibiro, ni ocultarlo de su vista cuando detecta que algo le pasa a mama o papa ni tampoco tener que comentarles hasta el último detalle para encima hacerles partícupes y presionarles excesivamente… 🙂

  8. Pingback: Sentir emociones incómodas | Alegrarse de Ser

  9. Hola, está muy interesante la nota, pero siento que aún no entiendo a qué emociones se refiere. Será acaso que se refiere por ejemplo a no guardarse algo que te hace sentir mal por vergûenza al qué dirán?

  10. Pingback: aprender a sentir emociones incómodas #educación « Tics y educación

  11. Muchas gracias por este artículo, me ha resultado muy interesante y clarificador. Considero muy enriquecedor ser conscientes de las emociones incómodas sin taparlas o negarlas y aprender a gestionarlas. Lo dicho, muchas gracias y un saludo.

  12. No sabía si preguntar, pero a riesgo de parecer tonto, aquí va: ¿qué son las emociones incómodas para ti? Lo digo porque a mi los temas emocionales siempre me han parecido muy confusos y muchas veces no sé ni lo que siento.

    • ¿Tonto por que? todos estamos en la vida para aprender los unos de los otros 🙂 Y es buena pregunta esa, porque no a todos nos afectan por igual las mismas situaciones. Cuando escribí este artículo tenía en mente a esas emociones provocadas por un duelo, por la pérdida de algún ser querido, por un desengaño amoroso, por el rechazo de alguien que te gusta, por echar de menos a alguien que se marchó, todas esas pequeñas tristezas de la vida que nuestro cuerpo nos hace sentir a modo de alarma.

      Me animó escribir este artículo el hecho de que si cambiamos la forma en la que vivimos esos momentos incómodos, podemos evitarnos mucho sufrimiento, vivir de una forma mas saludale psicológicamente.

      No se trata de reprimir el dolor, sino de evitar inyectarle dolor extra a esas situaciones naturales en la vida.

      “El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional” BUDA.

  13. Felicidades por tu blog y por esta entrada.
    El sentir las emociones negativas que nos provocan determinadas situaciones o traumas, es el primer paso para aceptar estos acontecimientos como parte de nuestra vida y, de esta manera, asimilarlos y poder continuar viviendo con el máximo de bienestar psicológico. Muchas personas que niegan estas emociones, acaban sufriendo más psicológicamente que si, en su momento, las hubiesen sentido… aparece ansiedad, somatizaciones…
    Me ha gustado muchísimo tu entrada.
    Saludos!

    • Gracias Marta, por tu visita, por leerme y por comentarlo, encantado, si que es así , hay muchos dolores, malestares y sufrimientos que son debidos a eso, a somatizar problemas de la mente producidos por no dejarse ser, o más comunmente a ansiedades varias, el cuerpo al final ha de expresarse y tira por la calle del medio 🙂

      “El dolor que no se desahoga con lágrimas puede hacer que sean otros órganos los que lloren.”
      FRANCIS J. BRACELAND.

    • Si las interpretas como algo negativo para tu vida , algo que no quieres sentir, entonces si te parece combate, pero no han de ser consideradas enemigas, sino alertas…. cuadno alguien te pisa el pie, lo que sientes… el dolor, ¿debe ser considerado dañino? o bien ..es una alerta útil que tu cuerpo te muestra para que te cuides?

  14. Me parece un artículo muy interesante, es verdad que damos mucha importancia a las emociones positivas y nos olvidamos de la importancia y de saber manejar las emociones “negativas”.

    • Muchas veces esa búsqueda de las emociones positivas o “positividad obligatoria” que voy detectando en los últimos tiempos tiene muchos seguidores que realmente lo que están haciendo es huir, rechazar estas otras emociones tan válidas como las positivas (y más útiles me atravería a decir) que han tratado de controlar (sin éxito claro… ¿Quien puede controlar emociones?).
      Ser positivo no es negar tu sentir. Es aceptarlo, sentirlo en toda su dimensión y poder sacar y extraer conclusiones interesantes para tu vida diaria, mirándolo y viviéndolo como parte de ti, sabiendo que te ha complicado las cosas en el pasado pero… al mismo tiempo… pudiendo mirar al futuro con esperanza.

  15. Considero que poder gestionar nuestras emociones y aprender a vivir con ellas es el primer paso para nuestro crecimiento personal. Gracias. (Me encantaría poder hacer un copia y pega de este artículo en mi blog ‘elplacerdelarisa.blogspot.com’ sería la primera vez y por supuesto indicando la fuente, si no lo consideras conveniente me lo haces saber y no lo hago, Ok.) Saludos.

¿Y bien? ¿qué opinas? ...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s