7 sencillos pasos para alcanzar la iluminación y desarrollarte espiritualmente

abrazo atardecer espiritualidad budismo brazos iluminacion
Confieso que hoy no he sido del todo sincero, he querido llamar tu atención titulando este artículo de una forma atractiva y atrayente… muy a la moda actual.

Si has sentido curiosidad o si vienes buscando lo que el título proclama y dice prometer… este artículo es sin duda para ti, aunque no te ayudará en la manera que piensas, pero quizás te aclare ciertos aspectos y te pueda servir en tu camino personal; que es lo que humildemente te deseo.

Quiero poner de manifiesto, lo contrario a la espiritualidad que es lo que hoy en día se entiende en muchos casos por espiritualidad y de lo que numerosos autores o más bien “fabricantes de libros” realizan para contentar a sus propios egos. Libros estos que confunden a los que los leen, que les inducen a permanecer en un autoengaño y hacerles creer que están transitando por el camino de la espiritualidad y del autoconocimiento al poner en práctica lo que allí se les indica… cuando lo único que en verdad están haciendo es mantener sus creencias y patrones psicológicos, su condicionamiento limitante, eso sí, con una apariencia más florida y adornada… encendiendo focos artificiales en vez de permitir a cada uno de ellos encontrar su propia e intensa luz interior.

He de indicar que no redacto este artículo desde el odio, el rencor o la rabia contra los contenidos de este tipo de libros o sus autores, sino desde el pretender dar mi punto de vista y, en lo posible, hacer que aquellas personas a las que les interese desarrollarse interiormente y quieran leer acerca de estos temas, tengan esto en cuenta.

Desde los años 80 hasta bien entrado el siglo XXI, aparecieron muchos libros cuya finalidad era la de prometer a su lector que obtendría riquezas, poder y éxito siguiendo unos sencillos pasos; me temo que dicha promesa surtió efecto únicamente para los autores y editores de esos bestsellers. Hoy en día siento que muchos de los libros sobre temas de desarrollo personal y espiritual siguen usando ese mismo patrón de actuación, pero aplicándolo esta vez a los nuevos tiempos. Han encontrado un terreno abonado en la desesperación debida a la crisis económica, en la insatisfacción vital de fondo y también, en la moda, en el gusto actual de tantas personas sobre estos temas, a los que entran, lógicamente, sin saber demasiado de ellos. Los títulos de estos libros y su temática han cambiado, pero en el fondo, nada ha cambiado.

Es triste porque siento que muchas veces sus autores dan pautas o métodos que prostituyen máximas espirituales (como por ejemplo tan manoseada “Ley de la atracción”) para acomodarlas al ámbito económico, de ambición, de poder… del ego en definitiva. La mayor parte de lo que nos dicen que llega de “oriente” hay que tomarlo con pinzas, con mucho cuidado, porque está en muchos casos tan manufacturado, ha pasado por tantas manos e interpretaciones de gente dormida e inconsciente (y en muchos casos con tantos intereses tan apartados de lo meramente espiritual) que difícilmente puede verse su esencia primordial, su enseñanza originaria.

No me considero un místico ni un experto o un “iluminado” pero he aprendido algunas cosas en mi camino personal, sobre todo, mirando dentro de mí y no ciñéndome a corrientes ni a autores, sino tomando de aquí y allá lo que creía nutritivo para mí, siempre desde una perspectiva crítica y sopesando su idoneidad y calidad; por eso me entristece leer mitos y creencias muy difundidas sobre estos temas, falsedades sobre lo espiritual que mucha gente (estoy seguro que bienintencionadamente en muchos casos) cree y, a su vez, propaga.

Al contrario de lo que muchos desearían, (o más bien sus Egos) el despertar, la toma de consciencia, la espiritualidad, así como la mejora y el desarrollo personal no puede ser forzado mediante un método, una técnica, una guía fija o (como alude ilusoriamente el título de este artículo) unos pasos a seguir. No puede ser realizado desde las FORMAS MENTALES (conceptos fijos en los que nuestro Ego adora convertir todo lo que está a su alrededor) porque todo lo que encapsulemos en un procedimiento estará inmóvil, amordazado, limitado,… parecerá accesible y controlado, pero realmente estará muerto, porque carecerá de vida y de luz. Se convertiría entonces, cuanto menos, en algo muy poco nutritivo para ti, pero deliciosamente inoperante para tu ego, al que (como a la mayoría de los políticos) le encanta que las cosas sigan tal como están, engañándote mientras tanto con mentiras útiles con las que subrepticiamente (de manera oculta) pueda irte contentando y seguir manejando tu vida a su antojo, haciendo que parezca que se producen cambios superficiales, pero sin que nada cambie realmente.

Por supuesto que muchas personas han mejorado notablemente su vida transitando por rutas personales, pero son eso, sendas propias que, con honestidad para sí mismos, cada uno fue descubriendo conforme avanzaba; formándolas y modificándolas libremente según su propio criterio personal, rutas que les han posibilitado ampliar su consciencia, ensanchar los límites de su propio mundo (interior y por tanto exterior) y a limpiar la lente con la que mira dentro de sí y a su alrededor cada día.

¿Y por qué razón nos sentimos tan necesitados de métodos?

El mundo en el que vivimos es inestable y aleatorio por definición, creemos que necesitamos tomar el control de todo lo que nos rodea porque nos da miedo sentirnos desvalidos, pensamos que tenemos que sujetaros a cosas, seres, o creencias a para no caernos; y nos tranquiliza a corto plazo pensar que ciertos hábitos o escalones a seguir nos van a asegurar el llegar a lugares que pocas personas logran, nos gusta pensar que tenemos la certeza de que hay un método infalible que funciona al 100%; pero, como decía la escritora Helen Keller, la seguridad es mayormente una superstición.

¿Y qué hago entonces si no puedo seguir ninguna receta o fórmula?

Puedes seguirla si quieres, pero entonces no te estarás expresando a ti mismo, tan sólo estarás tratando de resguardarte bajo la capa de otra persona a las que has concedido autoridad sobre ti.

Ten presente que aunque el no tener una guía, fórmula o método “contrastado” y pautado pueda al principio parecer una idea desasosegante y pienses que vas a tener dudas y que van a surgir preguntas, antes o durante tu camino, del tipo…

  • ¿Lo estaré haciendo bien?
  • ¿Cómo sabré por donde seguir si me atasco?
  • ¿Y si me vuelvo atrás porque me he perdido en el camino… o peor aún… y si camino en círculos y termino loco?

…he de decir, que son miedos o inseguridades usuales, entran dentro de lo previsto; todos nos hemos hecho esas preguntas alguna vez, porque no todos los días está el ánimo ni la confianza de la misma forma… y muchas veces se duda. Habrá días así y los tendrás que entender como lo que son, días tan sólo, momentos. Entran dentro de esta ruta personal, a veces forman parte del paisaje durante el recorrido de nuestro camino.

Me gusta mucho una frase que dice: “cuando nada es seguro, todo es posible”. Y es que, al principio, no tener una “baranda” a la que agarrarte (un método, una fórmula “mágica”, una técnica, unos pasos fijados que poder seguir) o un “suelo” sobre el que situarte (tus creencias “sólidas e inamovibles”, las imágenes fosilizadas de los seres y la cosas que te rodean) puede dar miedo… pero luego te das cuenta que tan sólo te puedes desequilibrar cuando tu punto de referencia está fuera de ti. Todo objeto o ser se desplaza o se cae porque se compara con respecto a algo… ¿Acaso podríamos saber del movimiento o la quietud de un planeta si no pudiésemos compararlo frente a otros planetas o al sol que circunda?

A veces tocar fondo hace que soltemos aquello a lo que con tanta fuerza nos hemos sujetado hasta entonces y podamos fluir con la vida. El comienzo del verdadero autoconocimiento puede ser doloroso y lleno de temor, porque sientes que no hay seguridades, pero luego descubres que no necesitas agarrarte a nada y aparece la verdadera libertad y la profunda confianza en tu propio ser.

HABILIDAD EMOCIONAL.

LineaRecorte

  • “Una mente diligente observa y vigila activamente, no se rebaja nunca al nivel de los valores o creencias de segunda mano.” JIDDU KRISHNAMURTI.
  • “El verdadero camino espiritual no es una tarea sencilla, segura ni cómoda. Ningún ego sale con vida de este camino, …gracias a Dios.” BO LOZOFF.
  • “No he conocido a nadie que se liberara a sí mismo mediante una técnica, pero sí a quien se ha liberado tras haberla dejado atrás.” ECKHART TOLLE.
  • “Tienes que crecer desde dentro hacia afuera. Nadie puede enseñarte, nadie puede hacerte espiritual. No hay otro maestro, sino tu propia alma.” SWAMI VIVEKANANDA.
  • “Siempre existe ese curioso deseo de que lo que uno piensa y hace esté de acuerdo con alguna autoridad. Como si se quisiera adoptar alguna base externa al propio juicio y a la propia voluntad a fin de llevar a cabo lo que queremos hacer […]. Se buscan razones para escurrir el bulto, para responsabilizar a una instancia superior.” ALAN WATTS.
  • “Buscamos respuestas, que están en el propio interior, fuera …donde creemos que es más fácil encontrarlas.” ANÓNIMO.
  • “El sabio vuelve hacia sí mismo y encuentra en él toda cosa.” PLOTINO.
  • “Tener el no-camino como camino, tener la no-limitación como limitación.” BRUCE LEE.
  • “Caminante no hay camino, se hace camino al andar.” ANTONIO MACHADO.
  • “Duda de todo, encuentra tu propia luz.” BUDA.
  • “La espiritualidad deficiente busca la seguridad externa. Cuantos más pobres somos por dentro, más intentamos enriquecernos exteriormente.” BRUCE LEE.
  • “Uno mismo tiene que ser el maestro y el discípulo. Ello requiere energía, atención y cuidado. Pero somos perezosos y resulta mucho más fácil que nos digan qué debemos hacer. Al hombre que te dice cómo debes actuar le estarás confiriendo autoridad y te convertirás en su esclavo; por lo tanto, nunca serás libre, nunca serás una luz para ti mismo. En consecuencia, habrás creado a un explotador y tú te convertirás en explotado.” JIDDU KRISHNAMURTI.
  • “El autoconocimiento no es una meta, porque no tiene fin, ni puede ser obtenido mediante la práctica de ningún método o receta.” HABILIDAD EMOCIONAL.
Anuncios

140 comentarios el “7 sencillos pasos para alcanzar la iluminación y desarrollarte espiritualmente

  1. hace tiempo, Agustín de Hipona, un gran buscador, dijo, respecto de buscar la sabiduría en lo exterior:”tarde Te amé,hermosura tan antigua y siempre nueva…y yo que te buscaba fuera de mi pero Tú estabas dentro…”

  2. El artículo es bueno. Sin embargo, considero necesaria la guía adecuada en el desarrollo espiritual. Si se malinterpreta lo que dice este artículo podría caer en anarquía. Son temas delicados, considero que tal como se aborda, cada quién encuentra dentro de sí lo que necesita, pero con buenos guías es mucho mejor. Por ejemplo este post de alguna manera representa una guía, así que pensar que todo puede hacerce solo sería utópico.

  3. Creo, a mi modo de ver, que el camino que hay que seguir es el que ves en el fondo de ti mismo, un camino desprovisto de absolutamente toda influencia externa. Para llegar a ese punto, hay que recorrer otro camino en sentido inverso, para desproveerse de toda esa influencia, como cáscaras inservibles.

¿Y bien? ¿qué opinas? ...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s