La anatomía del enfado

Enfado ira colera rencor odio inteligencia emocional dedos sonrisa tristeza mano emociones sentimientos vida pareja afecto afectividad

El enfado es la más seductora de las emociones negativas porque el monólogo interno que lo alienta proporciona argumentos convincentes para justificar el hecho de poder descargarlo sobre alguien. Al contrario de lo que ocurre en el caso de la melancolía, el enfado resulta energetizante e incluso euforizante.

Es muy posible que el poder persuasivo del enfado se explique el motivo por cual ciertos puntos de vistan se hallan tan difundidos, la gente piensa por ejemplo que la ira es ingobernable y que en todo caso no debiera ser controlada, o que una descarga de ella puede ser sumamente liberadora. Por el contrario, una investigación de la psicóloga Diane Tice nos sugiere que este tipo de actitudes habituales hacia el enfado, no solamente están equivocadas, sino que son francas supersticiones.

La cadena de pensamientos hostiles que alimentan al enfado nos proporciona una Leer más….

Anuncios

El hombre sin sentimientos

Alexitimia emociones inteligencia emocional sentimientos frialdad relaciones amor estatua lagrima mirada cristiana cielo rezar orar

Gary era un cirujano de éxito, inteligente y solícito, pero su novia, Ellen, estaba exasperada porque, en el terreno emocional, Gary era una persona chata y sumamente reservada. Podía hablar brillantemente de cuestiones científicas y artísticas pero, en lo tocante a sus sentimientos, era (aún con Ellen) absolutamente inexpresivo. Y por más que ella tratara de mover sus emociones, Gary permanecía indiferente e impasible y no cesaba de repetir: “Yo no expreso mis sentimientos” al terapeuta que visitó a instancias de Ellen y, cuando llegó el momento de hablar de su vida emocional, Gary concluyó: “no sé de que hablar. No tengo sentimientos intensos, ni positivos ni negativos”.

Pero Ellen no era la única en estar frustrada con el mutismo emocional de Gary porque, como le confió a su terapeuta, era completamente incapaz de hablar abiertamente con nadie de sus sentimientos. Y el motivo fundamental de aquella incapacidad era, en primer lugar, que ni siquiera sabía lo que sentía, lo único que sabía era que él no se enfadaba; era alguien sin Leer más….

Cuando el “listo” es “tonto”

Inteligencia emocional estupidez inconsciencia violencia goleman matematicas habilidad emocional violencia reaccion ira colera venganza despertar racional sufrimiento formulas pizarra negra diagramas cuentas

Jason H., estudiante de un instituto de Miami, indudable candidato a matrícula de Honor, estaba tan obsesionado con la idea de ingresar en la prestigiosa Universidad de Harvard para estudiar medicina que, acuchilló a su profesor de física, David Pologruto, por la simple razón de haberle puesto “tan solo” un notable alto. El estudiante temía que esa “mancha” en su expediente perjudicase su acceso a dicha universidad.

El juez lo declaró inocente porque, apoyado en un informe de un grupo de psicólogos, se entendía que en el momento de cometer el ataque se encontraba en un estado psicótico.

Aunque el alumno se graduó finalmente con una nota extraordinaria, el profesor agredido se lamentaba de que Leer más….